Buscar

Crónicas Bohurteras

La ilusión de un caballero

Tratando de conocer un poco más sobre la experiencia bohurtera en otros países, nos embarcamos en un viaje hacia las lejanas tierras españolas, atraídos por los gigantescos castillos y las épicas leyendas de nuestros antepasados. Tuvimos la fortuna de cruzar nuestro camino con el de José Luis González de Lara y Gómez de Urda, un guerrero de imponente nombre e interesante pasado, quien se manifestó honrado de poder colaborar con sus hermanos de ultramar y contar su historia.

José Luis tiene 33 años y, cuando deja de lado las armaduras, es empresario. Vive en el sur de España, pero entrena en un club llamado Urna Regnum, ubicado al norte de ese mismo país. A pesar de que lleva poco más de un año practicando esta disciplina, ya ha participado en numerosos torneos locales, en los mundiales de IMCF del 2015 y 2016, y en el Battle of the Nations 2016, donde fue elegido como capitán del equipo nacional de España.

José Luis 3 Seguir leyendo…

Guardia del Bastión: Una odisea enfrentada en equipo

Cuentan los juglares que han tenido la fortuna de contemplar los más importantes torneos del país, la grandeza de los clubes que en ellos participan y la magnificencia de sus armaduras. Estos equipos, que de sólo nombrarlos despiertan en las doncellas los más intensos anhelos, son los que siempre protagonizan cada uno de sus versos. Desde cinco hasta ocho peleadores unidos bajo un mismo estandarte, vestidos con piezas hechas del acero más brillante y el hierro más resistente, luchando hombro con hombro por la gloria de los suyos. Sin embargo, existe una leyenda que sólo algunos labios se atreven a pronunciar, sobre valerosos y humildes peleadores que viajan desde muy lejos, cargando con el peso de sus armaduras, empapados por el sudor que provoca el enorme esfuerzo realizado para que su historia también sea escuchada. Estos guerreros, provenientes de ciudades y pueblos alejados de los grandes centros urbanos, enfrentan desafíos que harían dudar hasta al más valiente. Y aún así, perseveran en la silenciosa labor de ver algún día cumplidos sus sueños. Seguir leyendo…

Una cordobesa que pisa fuerte

Su nombre completo es María Eugenia Moyano Barale, sin embargo, casi todos la conocen como Maru. Es oriunda de Agua de Oro, localidad situada en el centro de la provincia de Córdoba. Lleva una vida muy tranquila como comerciante, pero lejos de conformarse con la rutina, eligió buscar nuevos desafíos. En esa búsqueda, llegó a conocer el combate medieval de la mano de Pecarí, disciplina que la cautivó inmediatamente y que no tardó en ocupar un lugar irremplazable en sus días y en su corazón.

Empezó su preparación en el deporte hace sólo siete meses, pero en su historial de reconocimientos ya posee un segundo puesto en triatlón, obtenido en la Copa Grifo disputada en el mes de marzo, y el primer premio en el Torneo de Profight Femenino, llevado a cabo el pasado mes en Villa Adelina. Maru es una de las nuevas potencias femeninas del deporte y parece que llegó para quedarse. El perfil sencillo que porta a la hora de festejar cada victoria, se vio resaltado en las palabras que tuvimos la suerte de intercambiar con ella.

Foto 1.png Seguir leyendo…

Guerreras de acero

La gélida mañana anunciaba un día perfecto para permanecer al resguardo y calor de nuestros hogares. Sin embargo, no fuimos los únicos en despertar al alba para tomar un rápido desayuno y partir hacia el que sería el primer Torneo de Profight Femenino de la Argentina.

La Estación de Villa Adelina se había vestido de lino, cuero y acero para la ocasión. El pasto verde no tardó en verse cubierto por armaduras, que invitaban a los desconcertados transeúntes a sumergirse en un viaje en el tiempo rumbo a la lejana Edad Media. Los artesanos desplegaban sus joyas, exóticas comidas y accesorios de otra época, atrayendo numerosas miradas, que prestas acudían a los puestos a preguntar de qué se trataba aquello que jamás habían tenido la gracia de divisar por esos parajes. Seguir leyendo…

Una locura llamada bohurt

La primera vez que me hablaron del combate medieval no pude menos que maravillarme -y asustarme un poco- ante ese mundo completamente desconocido que se abría ante mis ojos. Para aquellos que nos criamos bajo la sombra de inmensos dragones, caballeros valientes y batallas épicas, descubrir la existencia de un deporte semejante, significaba añadir una dosis de esas soñadas fantasías a nuestra realidad.

Aún recuerdo esa feria hace ya varios años, donde tuve la gracia de cruzarme con aquellos que luego serían mis compañeros, no sólo de batalla, sino también de incontables risas y noches cerveceras. Por ese entonces, imaginaba que el bohurt era algo así como un grupo de personas en armadura que se reunían a molerse a palos hasta el cansancio, evocando sus historias y personajes favoritos. Seguir leyendo…

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑